jueves, octubre 1, 2020
Home > Remedio Natural > COMO CUIDAR Y PROTEGER TU HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR

COMO CUIDAR Y PROTEGER TU HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR

Que tu alimento sea tu medicina, esta cita de siglos de antigüedad sigue siendo relevante. Incluso podemos decir que la nutriterapia está ahora por delante de la medicina alopática, cuyos límites y especialmente sus efectos secundarios son bien conocidos. ¿Qué alimentos debe usar para proteger su hígado y vesícula biliar?

Que tú alimentó sea tu medicina.

La alimentación saludable es la primera regla para una salud mental y física óptima la comida que ingerimos dentro del cuerpo todos los días es como el combustible que traemos a nuestro automóvil, si el automóvil es muy potente y el combustible es de mala calidad, puede dañar el funcionamiento del automóvil e incluso provocar un daño irreversible al motor del mismo modo, lo que pones en tu plato todos los días es el primer gesto de salud. La naturopatía ha estado creciendo y extendiéndose por todo el mundo durante algunas décadas y todos los naturópatas comienzan a partir de este principio fundamental de la dieta como un importante línea de salud.

¡La defensa inmune está en tu vientre!

Pocas personas lo saben y están realmente conscientes de ello, pero la defensa inmune de nuestro cuerpo está estrechamente relacionada con lo que comemos de hecho, la mayoría de las células de los soldados de este ejército de defensa inmune se fabrican a nivel de la esfera digestiva, principalmente los intestinos.

Así, cuando el ambiente a nivel de los intestinos es favorable, la fábrica que fabrica a los soldados está bien y garantiza la protección de todos los órganos.

Cuando esta fábrica se daña, lo que disminuye es la calidad y la cantidad de soldados de inmunidad comer de manera saludable, comer frutas y verduras en cantidad, es decir, fibra, vitaminas y oligoelementos, simplemente promueve un entorno favorable para las células de los soldados.

Hígado y vesícula: DNI.

El hígado es un órgano vital, uno de los órganos más importantes del cuerpo es el órgano sólido más grande del cuerpo humano recibe alrededor de 1,5 litros de sangre por minuto e interviene en tres funciones vitales principales:

Función de purificación: el hígado recupera y elimina los desechos y toxinas que circulan en el cuerpo y en la sangre (medicamentos, aditivos químicos en los alimentos, etc.). También destruye los glóbulos blancos rojos y envejecidos, así como algunas bacterias en la sangre.

Función de síntesis: El hígado desempeña un papel clave en la producción de factores de coagulación que previenen el sangrado. También está involucrado en la producción y secreción de bilis que se almacena y se concentra en la vesícula biliar.

Finalmente, la función de almacenamiento: el hígado almacena vitaminas solubles en grasa (A, D, K,E) y glucógeno, es decir, la energía que estará disponible para el cuerpo cuando sea necesario.

La vesícula biliar es un órgano pequeño del sistema digestivo cuya función es almacenar y concentrar la bilis producida por el hígado, la bilis es un líquido enzimático que se libera en los intestinos en el momento de la digestión de los alimentos grasos.

Compuesta por moco, pigmentos biliares, sales biliares, colesterol y sales minerales, la bilis desarrolla cálculos si la cantidad de colesterol, por ejemplo, supera un umbral determinado. Así aparecen dolores durante el paso de estas piedras en los intestinos en el momento de la digestión.

Actividad física y alimentación saludable.

La actividad física es indispensable para un buen funcionamiento de la vesícula biliar como ser desde lo más básico caminar, nadar, montar en bicicleta y diferentes ejercicios q te pueden ayudar a prevenir y  mejorar la vesícula biliar, así también la alimentación es fundamental para un correcto funcionamiento dejando de lado las frituras las margarinas que contienen mucha grasas saturadas que hacen mucho daño a la vesícula biliar y también al hígado y por sobre todo, al cuerpo en general se recomienda consumir más verduras, frutas y carnes magras.

Plantas que nos ayudan a proteger su hígado y vesícula biliar

Cuando usamos las plantas, pero es válido para cualquier otra técnica, siempre debemos preguntarnos cuál es el objetivo en el caso de las plantas de hígado, ¿estamos tratando de drenar el hígado de sus desechos y estimular su eliminación o estamos tratando de regenerarlo?

Un hígado con exceso de trabajo y agotado con energía tendrá que ser regenerado ante todo, no tendrá suficiente energía para ser drenado en la primera. Las plantas regeneradoras se utilizarán como parte de una cura de revitalización naturopática.

A la inversa, un hígado tóxico que está obstruido por una dieta que es demasiado rica en grasas no saludables, por ejemplo, se desintoxicará mejor al drenar las plantas en su lugar, se utilizarán como parte de una cura de desintoxicación naturopática. La elección de la cura será establecida por su naturópata de acuerdo con la naturaleza de su campo y su vitalidad.

En las plantas que utilizamos para el hígado, también es importante distinguir:

Las plantas hepáticas, también llamadas plantas “coleréticas”, que actúan principalmente sobre el hígado estimulando la producción y, por lo tanto, el volumen de bilis por parte de las células hepáticas, estas plantas drenan el hígado de sus desechos y así limpian nuestro cuerpo;

Plantas biliares, también llamadas plantas “holagógicas”, que actúan principalmente sobre la vesícula biliar estimulando su contracción y la evacuación de la bilis en el duodeno, se recomienda su ingesta después de las comidas para facilitar la digestión con la afluencia de bilis.

Estas plantas deben evitarse en caso de obstrucción de los conductos biliares o litiasis comprobada, ya que existe el riesgo de perseguir un cálculo de la vesícula biliar en los conductos biliares, lo que puede representar una emergencia médica.

Por lo tanto, será necesario determinar si deseamos estimular la producción de bilis (plantas hepáticas) o su evacuación (plantas biliares).

Al ser un órgano clave, proteger el hígado es crucial para tener un metabolismo saludable, varias plantas y alimentos ayudan a proteger el hígado y lo estimulan: el cardo mariano es la hierba más conocida, su efecto protector sobre el hígado es inevitable también se recomienda romero, activador general del metabolismo, el diente de león, la bardana, boldo, zanahoria, vino y el rábano negro.

La alcachofa es también un alimento especial para el hígado, es delicioso al vapor como postre o entrada, especialmente para acompañar comidas pesadas y altamente compuestas, el privilegio de frutas frescas y verduras amargas, ya que son amigos del hígado las frutas exóticas también, sin mencionar el limón y la toronja, alimentos conocidos por su poder para tonificar el metabolismo general.

En síntesis todo ser humano tiene el poder de cambiar sus hábitos alimenticios, pero dependerá de uno mismo de poder cambiarlos para vivir una vida plena y saludable.

Fuente:

santenaturellemag.com

 rustica.fr

conseils-naturels.com  

digestion.ooreka.fr

One thought on “COMO CUIDAR Y PROTEGER TU HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *